lunes, junio 26, 2017

un poema de Miroslav Kirin

Nunca le pasaría a los indios

El césped-todavía húmedo desde la lluvia de la tarde. Cada pequeña brizna de hierba devuelve con persistencia las gotas al cielo.
Habiendo escuchado sutilmente este diálogo inofensivo, fracasamos en advertir el ocaso-inmediatamente estuvo allí, entre dos tazas de té.
Las nubes se despejaron y yo te invité a salir y mirar las estrellas conmigo.
Poco sabemos sobre ellas pero eso no va a reducir el placer de observarlas.
Luego continuamos bebiendo té en el porche.
En el suelo- como una billetera vacía, una rana aplastada. Parece que la traje en la suela pegajosa de mi sandalia. No escuché nada (como si la muerte de una vida debiera ser audible).
Nunca le pasaría a los indios, dices, ellos caminan descalzos por respeto a los seres diminutos.
No caminaré el jardín nocturno nuevamente, decido.
Por qué no escribir un poema sobre esto, agregas habiendo terminado de leer
una colección de poesía china antigua,
Pero el punto es, cómo escribir un poema sobre una rana aplastada
por respeto a los poetas chinos?

Miroslav Kirin (Croacia)
Traducido al inglés por el propio autor
Traducido al español por Myriam Rozenberg


No hay comentarios.: